Transportes licita las obras de la variante de mercancas de Amara por 8,5 millones de euros

Fecha de publicacin: 

El departamento de Transportes del Gobierno Vasco, a través del ente público Euskal Trenbide Sarea, ha aprobado la licitación de las obras de la variante de mercancías de Amara en Donostia-San Sebastián por un importe de 8,5 millones y un plazo de ejecución de 18 meses. 

El objeto del proyecto es la construcción de un nuevo ramal ferroviario que permita la conexión de las mercancías de Lugaritz y Anoeta una vez sea puesta en servicio la variante de Lugaritz-Easo, buscando el mayor aprovechamiento del túnel de Aiete, que quedará en desuso salvo para mercancías. 

La nueva línea proyectada se desarrolla completamente en túnel y falso túnel. El trazado propuesto surge como una solución en la que se optimiza la conexión con la línea Donostia-Hendaia que asegura la funcionalidad requerida y que evita las afecciones al edificio protegido de la antigua fábrica de gas. Se trata de una línea de apenas 450 metros que comunica el túnel de Aiete con el soterramiento de Morlans, permitiendo de esta manera que los trenes de mercancías circulen en sentido Pasaia. 

En este sentido, y con el fin de potenciar la red ferroviaria para el tráfico de mercancías, recientemente, Transportes ha licitado las obras de acceso y penetración en ancho métrico ferroviario al Puerto de Pasaia. El desarrollo de los trabajos cuenta con un presupuesto inicial de 5,5 millones de euros (sin IVA) y un plazo de ejecución de 20 meses. 

Mejora de una red ferroviaria para personas y para mercancías 

El departamento de Transportes ha llevado a cabo en los últimos años diversas actuaciones de mejora del Topo: desdoblamientos de vía, estaciones de nueva creación (Intxaurrondo, Altza y Fanderia), la modernización de la estación de Loiola, o proyectos de integración urbana en Loiola, Herrera y Oiartzun. 

En la actualidad ejecuta las obras del nuevo vestíbulo de Anoeta y su integración en el entorno viario y urbano, la variante Altza-Galtzaraborda, con nueva estación en Pasaia, y la variante Lugaritz-Easo. 

Con una longitud de 4,2 kilómetros y tres nuevas estaciones, se desarrolla completamente en túnel y discurre por el centro de Donostia. Así, su trazado cuenta con pendientes importantes que limitan su utilización por los trenes de mercancías que actualmente transitan entre las líneas Bilbao-Donostia y Donostia-Hendaia. 

Por ahora, el rebote necesario en la estación de Amara limita la funcionalidad y explotación de los servicios de mercancías ya que su operativa requiere entrar hasta la estación, cambiar la máquina de sentido y salir por la otra línea. La variante de mercancías, cuyas obras podrán empezar en verano, contribuye a paliar este déficit.