Transportes licita la construccin del ascensor que conectar la estacin de Easo del Topo con la calle San Roke

Fecha de publicacin: 

El departamento de Transportes del Gobierno Vasco, a través del ente público Euskal Trenbide Sarea – Red Ferroviaria Vasca, ha dado luz verde a la licitación de las obras de construcción del ascensor que conectará la futura estación de Easo con la calle San Roke, salvando un desnivel de casi 30 metros. 

Este proyecto, que parte con un presupuesto base de 1,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 20 meses, surge como respuesta a una de las alegaciones recibidas durante el proceso de información pública de la variante del Topo, en el tramo Miraconcha-Easo, relativa a la falta de conexión del barrio de Aiete con la nueva infraestructura ferroviaria. 

El 80 por ciento de la estructura será de acero, tendrá una parada intermedia en la calle La Salud y podrá ser utilizado tanto por las personas usuarias del Topo, como por aquellas que residan en la zona y que necesiten acceder desde Autonomía a San Roke o viceversa. El elevador estará abierto durante el horario de servicio ferroviario del Topo. 

El ascensor previsto se plantea con una capacidad máxima de 21 personas, y accesos a 180 grados orientado según el eje de la pasarela. El elevador estará abierto durante el horario de servicio ferroviario del Topo.

La solución estructural adoptada corresponde a un pórtico metálico de 27,5 metros de altura, y 57,5 (pasarela) metros de luz. La pasarela presenta una ligera pendiente descendente del 2% entre el desembarco de la calle San Roke y el acceso al ascensor en la unión pila-dintel. 

El proyecto prevé también la urbanización de las zonas de embarque de las calles Salud y San Roke. En la Calle La Salud se plantea una plaza circular a cota 20,30 m, cuyo elemento central será la torre del ascensor. Dado que al Oeste se encuentra la ladera de San Roke, se propone rematar la plaza en este punto mediante un talud excavado en roca confiriéndole esa forma circular a la plaza. El talud se protegerá mediante una malla de triple torsión evitando el desprendimiento de rocas u otros elementos sobre la urbanización. 

Por otro lado, en el embarque superior, en la calle San Roke, está prevista la ejecución de una plaza de forma semicircular, a la que se podrá acceder desde la acera de San Roke, a la vez que se propone una rampa para dar acceso al camino existente al sur de la nueva plaza.