ETS licita la construcción de un nuevo ascensor para acceder a la estación del ferrocarril de Durango

Fecha de publicación: 

El Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco, a través de Euskal Trenbide Sarea, ha sacado a licitación las obras de construcción de un nuevo ascensor para acceder a la estación ferroviaria de Durango. Los trabajos, que cuentan con un presupuesto inicial cercano a los tres millones de euros sin IVA y un plazo de ejecución de doce meses, incluyen la edificación de un muro de contención de 87 metros de longitud y la descontaminación de una parcela de 20.580 metros cuadrados de superficie.

Tras la apertura el pasado mes de febrero del acceso principal a la estación, ubicado en el lugar que ocupaba la antigua terminal, ETS acometerá ahora una nueva fase de urbanización de la parcela de 60.000 metros cuadrados que quedó libre en el centro de Durango una vez que entró en servicio el soterramiento del ferrocarril en diciembre de 2012. Precisamente, la consejería de Iñaki Arriola y el Ayuntamiento de la localidad han anunciado recientemente un preacuerdo para el desarrollo urbanístico de esta zona.

El acceso nuevo se efectuará a través de un ascensor situado en la vertiente norte de la estación, próximo al último tramo de escaleras mecánicas habilitado, que conectará el nivel de calle con el de mezzanina o vestíbulo inferior, con lo que salvará un desnivel de 10 metros. Esta nueva entrada directa desde Geltoki kalea requiere de la instalación de nuevas máquinas canceladoras y una expendedora de billetes en la mezzanina, ya que en la actualidad el acceso a los andenes se realiza únicamente por el extremo opuesto. El elevador, con capacidad para 13 personas, contará con estructura metálica recubierta de vidrio, minimizando así el mantenimiento y el riesgo de daños por actos vandálicos. La urbanización exterior se efectuará mediante baldosa prefabricada de hormigón.

El muro de contención de tierras definitivo con estructura de hormigón armado sustituirá al actual, de carácter provisional y consistente en una mezcla de tipologías como raíles hincados hasta la roca y bulones, además de muro pantalla anclado. La nueva estructura proyectada se extiende a lo largo de 87 metros de longitud, salvando un desnivel algo inferior a los 10 metros. Los 67 metros de la parte oeste se acometerán con la colocación de 27 módulos de muro prefabricado de 2,40 metros de ancho cada uno. Los 20 metros restantes de la parte este, por su parte, se ejecutarán in situ. El ámbito entre el muro de nueva construcción y el lucernario de vidrio existente se cerrará con una cubierta ligera impermeable. Los paneles exteriores serán de zinc, con la misma forma y color que los actuales en el resto de la terminal.

El proyecto objeto de licitación contempla, asimismo, la descontaminación de la parcela de los antiguos talleres y cocheras de Euskotren, anexa a la estación, que ocupa una superficie de 20.580 metros cuadrados. Este área está incluida en el inventario de suelos que han soportado actividades o instalaciones potencialmente contaminantes del suelo. En su día se llevaban a cabo labores de mantenimiento y reparación del parque móvil de Euskotren. En la actualidad, el emplazamiento es un solar vallado en el que no se levanta ninguna edificación, existiendo una solera de hormigón en buen estado en las zonas donde hubo edificios. No obstante, tras el cese de la actividad industrial se prevé una modificación urbanística que conllevará la construcción de viviendas y la habilitación de espacios libres, que están por definir.