El Topo recupera en las inmediaciones de Lugaritz la circulación en doble vía

Fecha de publicación: 

Euskal Trenbide Sarea, ente público del Departamento de Vivienda, Planificación Territorial y Transportes del Gobierno Vasco, recuperará a partir del próximo lunes la circulación en doble vía a la salida de la estación de Lugaritz del Topo. De esta manera se dan por concluidas las obras de conexión de Lugaritz con la futura variante ferroviaria que eliminará el fondo de saco de Amara e incluirá la construcción de tres nuevas terminales, Bentaberri, Centro-La Concha y Easo.

Las labores de excavación para el entronque de Lugaritz con la variante del Topo obligaron desde febrero del pasado año a circular durante unos metros por vía única a la salida de la citada estación en dirección Amara, por la proximidad de los trabajos. El método constructivo adoptado tuvo como premisa el mantenimiento, en todo momento, de la circulación en este tramo y por ende en el ramal Lasarte-Hendaia, conservando igualmente la frecuencia que en hora punta llega a ocho trenes por hora y dirección.

El tramo Lugaritz-Miraconcha, de 2,1 kilómetros de longitud, tiene su inicio en el túnel ferroviario de Lugaritz, actualmente en servicio. A la salida de la estación en dirección Amara se ha procedido a ejecutar un entronque de forma que desde este punto se pueda ir hacia el nuevo trazado de la variante, o bien mantener su circulación por el túnel actual.

Para ello, en mayo del pasado año se ejecutó el cale o unión del túnel en servicio con el de la variante que lo conectará con la futura estación de Bentaberri. A continuación, se procedió a la ampliación del túnel existente desde los 12 metros de ancho hasta los 20 metros necesarios para contener las cuatro vías antes de que éstas se desvíen por el túnel correspondiente.

Los trabajos de perforación, revestimiento, impermeabilización y colocación de la nueva vía se han realizado en horario nocturno. Con el fin atenuar las vibraciones, y consecuentemente reducir el impacto acústico y de vibraciones en el entorno urbano de la zona, se consideró conveniente, en el tramo contiguo al entronque y en la propia conexión, colocar la vía sobre un conjunto de losas flotantes, compuestas de piezas prefabricadas de hormigón armado apoyadas sobre bandas denominadas elastómericas.

El tramo uno concluye en Miraconcha, donde arranca el dos, con otros 2,1 kilómetros de longitud, para concluir con la estación de Easo. Aquí tendrá lugar el otro punto de conexión de la variante ferroviaria con la vía actual, en este caso en la zona de Morlans, poco más adelante de la futura terminal de Easo en dirección Anoeta.