El Departamento de Transportes y el Ayuntamiento de Bilbao acuerdan el trazado para la ampliación del tranvía hasta Zorrozaurre

Fecha de publicación: 

El Departamento de Transportes y el Ayuntamiento de Bilbao han llegado a un acuerdo que allana el camino de la ampliación del tranvía de la capital vizcaína hasta la isla de Zorrozaurre. El Consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, y el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, han dado a conocer hoy mismo que el nuevo trazado tendrá una longitud aproximada de 2,4 kilómetros con cinco paradas, una de ellas en Olabeaga. 

Las primeras estimaciones, en cuanto a presupuesto y plazo, apuntan a una inversión de 40 millones de euros, sin incluir el material móvil, y 40 meses para la construcción y puesta en servicio de la nueva prolongación del tranvía. 

Se trata de un avance del estudio informativo que, en estos momentos, se encuentra en fase de redacción por parte del gestor ferroviario Euskal Trenbide Sarea. Tras la conclusión de estos trabajos el estudio será aprobado de forma provisional, a la espera de que sea sometido al trámite de información pública para la presentación de alegaciones por parte de la ciudadanía en general. Asimismo deberá obtener la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental por parte del órgano competente. Una vez aprobado de forma definitiva, el siguiente paso será la redacción del proyecto constructivo, que definirá las pautas técnicas a seguir durante la ejecución del proyecto. 

En una comparecencia ante los medios celebrada en la sede bilbaína del Gobierno Vasco, Arriola y Aburto han resaltado el trabajo en común desarrollado por los equipos técnicos de ambas instituciones y la voluntad política de seguir colaborando para prolongar el tranvía, en este caso a Zorrozaurre, mediante un convenio de financiación similar como el que ha posibilitado, en diferentes fases, la implantación del tranvía en Bilbao. 

Con la próxima puesta en servicio del tramo Atxuri-Bolueta, prevista para marzo de 2022, el tranvía de Bilbao pasará a contar con una red de 8 kilómetros (ahora son 5,8) y un total de 16 paradas ubicadas entre Bolueta y La Casilla. Con la futura extensión a Zorrozaurre, el tranvía tendrá 21 paradas y 10,5 kilómetros de longitud. 

Descripción técnica 

Según el avance del estudio informativo aún sin concluir, el proyecto se inicia poco después de superar la parada de Euskalduna Jauregia. Aquí se produce la primera novedad: el tranvía dará la vuelta a la rotonda del Sagrado Corazón tanto para dirigirse hacia Zorrozaurre como hacia La Casilla. Por lo tanto, una vez puesta en servicio la ampliación, se abandonará el tramo que discurre por delante del Edificio de oficinas situado entre el Sagrado Corazón y la rotonda de Euskalduna. 

Superada la entrada al Puente Euskalduna y a la carretera que da acceso a Olabeaga, a la altura del antiguo trazado ferroviario por el que circulaban los trenes de Renfe que conectaban la margen izquierda y Bilbao, el nuevo trazado, que será de vía doble, girará a la derecha e irá descendiendo sobre unos rellenos hasta llegar a cota de la plataforma ferroviaria en desuso. 

En el entorno del cruce de Trokabidea, un pequeño vial que baja desde Camino de La Ventosa hasta Olabega, con la antigua línea férrea se situaría la primera parada del nuevo ramal. 

El cruce de la ría se haría mediante un puente fijo de unos 100 metros de longitud, que partiría de las inmediaciones de Muelle de Olabeaga con la calle San Nicolás. En este punto, el equipo redactor del estudio informativo tiene pendiente analizar la posibilidad de que el nuevo puente pueda ser utilizado también por autobuses. 

Ya en la isla, y a la espera de que culmine el plan diseñado para el desarrollo urbanístico de Zorrozaurre, habrá cuatro paradas más. 

La primera se situaría en las cercanías del Puente Frank Gehry, que conecta la isla con la parte baja de Deusto, junto al futuro parque tecnológico sur. 

El tranvía avanzará hacia el otro extremo de la isla a través de Avenida Galleteras y contará con una segunda parada junto al edificio de la antigua fábrica de galletas de Artiach y cerca de la Parroquia de San Pablo Apóstol. 

La tercera parada se situará cerca de los edificios Beta, que albergan las universidades Digipen y Mondragon, y donde el Ayuntamiento de Bilbao está abordando las obras de urbanización de una nueva plaza de uso público y un proyecto de geotermia. Finalmente, la cuarta parada de la isla estaría a la altura del futuro parque tecnológico norte, frente al edificio de Lancor y cercana al puente de San Ignacio.