El Departamento de Transportes adjudica la construcción de la nueva estación ferroviaria de Zarautz

Fecha de publicación: 

La mesa de contratación de Euskal Trenbide Sarea (ETS) ha dado luz verde esta mañana a la adjudicación de las obras de construcción de la nueva estación ferroviaria de Zarautz. La UTE Tecsa-Amenabar será la encargada de ejecutar las obras, cuyo presupuesto asciende a 8,1 millones de euros.

La construcción de la nueva estación de Zarautz permitirá, además de modernizar las instalaciones ferroviarias existentes en la actualidad, mejorar la integración urbana del trazado ferroviario en el municipio. Este proyecto será financiado por ETS, ente público del Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco, y el Ayuntamiento zarautztarra, gracias al convenio suscrito por ambas instituciones, en el que la primera aportará el 66,7 por ciento del presupuesto y el Consistorio el 33,3 por ciento restante.

La previsión es que antes del verano puedan comenzar las obras, que cuentan con un plazo de ejecución de 29 meses.

Los trabajos incluyen la demolición de la estación actual, la rectificación temporal del trazado y la construcción de una estación provisional para el mantenimiento del servicio durante las obras. La nueva terminal contará con andenes laterales de 80 metros de longitud. Las marquesinas tendrán estructura metálica con vidrios.

La construcción de la nueva estación persigue mejorar una conexión segura y accesible entre los andenes y el área del vestíbulo, al que le afectará el incremento de demanda previsto en la línea Bilbao-Donostia, especialmente en el tramo Zarautz-Donostia, una vez se ponga en servicio la variante ferroviaria del Topo, en Donostia.

El proyecto, en definitiva, tiene por objeto mejorar el servicio ferroviario, así como la permeabilidad urbana entre las zonas norte y sur del trazado ferroviario en el casco urbano de Zarautz, que se conseguirá mediante la construcción de un paso inferior bajo la nueva terminal.

En este contexto, ETS sacó a licitación la semana pasada las obras de construcción del nuevo apeadero de San Pelaio, de la línea Bilbao-Donostia, que da servicio a la zona este del casco urbano de Zarautz. El presupuesto inicial de los trabajos asciende a los 2,7 millones de euros y el plazo de ejecución previsto será de 18 meses.

El Departamento de Arriola pone en valor con estas obras el avance en la vertebración del transporte ferroviario al oeste del territorio, que se complementa con el impulso a varios proyectos en diferente fase de ejecución como la Corta de Aginaga, la variante del Topo y la estación de Riberas de Loiola en Donostia, y el tramo Altza-Galtzaraborda en Pasaia.