El Gobierno Vasco pone en servicio el día 30 la nueva estación ferroviaria de Ermua

Fecha de publicación: 

El Gobierno Vasco ha puesto en servicio el 30 de enero, la nueva estación ferroviaria de Ermua. Para ello, ha sido necesario un corte del servicio de cuatro días que comenzó el pasado día 26.  Al mismo tiempo que la terminal, se ha estrenado el nuevo viaducto sobre la carretera N-634 y el túnel adyacente, en una actuación ferroviaria sobre 1.500 metros de longitud de la línea del ferrocarril Bilbao-Donostia. Quedarán pendientes 300 metros del montaje de la segunda vía, la demolición de estructuras provisionales y remates de urbanización, que concluirán la próxima primavera.

Las obras que ejecuta Euskal Trenbide Sarea mejorarán notablemente los accesos ferroviarios a Ermua. La totalidad del nuevo trazado en doble vía sumará una longitud de 1.500 metros cuando esté completa. El inicio se localiza en la zona de Eitzaga, en el término municipal de Zaldibar, y discurre prácticamente en su totalidad en una variante en túnel (de 1.025 m. de longitud), hasta la entrada a Ermua, donde cruza la carretera N-634 mediante un viaducto de 40 metros, previo a la nueva estación, tras la que enlaza nuevamente con la vía actual antes del paso inferior de la calle Izelaieta. Esta actuación permitirá además la supresión del paso a nivel de Oletxe.

 La nueva estación de Ermua es accesible, está totalmente acristalada, cuenta con un andén central de 80 metros de longitud y gana en seguridad, ya que la anterior se encontraba en curva y la distancia de las unidades al andén era mayor. De esta manera, a partir del próximo miércoles se dejará de utilizar la estación provisional. A pesar de que la circulación de los trenes se efectuará de modo temporal por una sola vía, esta circunstancia no va a tener incidencia en el servicio.

 Precisamente, las obras de construcción de la nueva estación van a posibilitar la eliminación del terraplén ferroviario que separa el parque de Valdespina y la plaza contigua a la N-634 conectados hasta ahora por escalera y ascensor. A partir de la próxima primavera, la conexión entre estos dos lugares de ocio será accesible para todas las personas sin limitación ninguna, gracias a un paso inferior, en lo que supone un nuevo ejemplo de integración urbanística del ferrocarril. El presupuesto de la inversión asciende los 30 millones de euros.

 La disposición de un nuevo trazado, la mayor parte de él en túnel, en cuyo interior se incluye una vía mango de 120 metros para maniobras, va a eliminar las molestias a gran parte de la ciudadanía de Ermua. Asimismo, se acortarán los tiempos de recorrido en dos minutos. El desdoblamiento de vía en esta línea contribuirá a optimizar la seguridad y la fiabilidad del servicio.