Gobierno Vasco y Ayuntamiento de Donostia firman un convenio para definir la futura urbanización de la playa de vías de Amara-Easo

Fecha de publicación: 

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, en su calidad de presidenta del ente público Euskal Trenbide Sarea, y el alcalde de Donostia / San Sebastián, Eneko Goia, han firmado esta tarde un convenio de colaboración entre el gestor ferroviario vasco y el Consistorio para definir los criterios de ordenación y gestión de los terrenos liberados en Amara-Easo como consecuencia de las obras de la variante del Topo entre Lugaritz y Easo. Tras la rúbrica, los dos dirigentes institucionales han comparecido públicamente para explicar el acuerdo y, a continuación, han celebrado la primera comisión de seguimiento.

Según recoge el propio convenio, la ejecución de la variante del Topo por el núcleo urbano de Donostia / San Sebastián ofrece “una gran oportunidad para la ciudad”, permitiendo liberar el suelo actualmente ocupado por la infraestructura ferroviaria entre la estación de Amara en la Plaza Easo, la playa de vías y la zona de Morlans y su integración urbana. Se trata de suelos actualmente calificados como sistema general ferroviario, lo que supone una oportunidad para la reestructuración y transformación del centro, configurando una malla que completará la trama urbana existente con nuevos usos. La superficie global de la parcela ferroviaria ronda los 21.000 metros cuadrados.

El convenio recoge que “en su apuesta por ofrecer una mejora sustancial a la población guipuzcoana”, se está ejecutando la variante del Topo, que posibilita la conexión de la red ferroviaria intercomarcal, uniendo el centro de la ciudad a los tráficos ferroviarios entre Eibar-Zumaia-Lasarte-Donostia e Irun-Hendaia. Es decir, suprime el fondo de saco que supone la estación de Easo, con la obligación de trasbordo de trenes en determinados trayectos. El proyecto incluye la construcción de tres nuevas estaciones en Benta Berri, La Concha-Centro y Easo. Una vez finalizadas las obras, se liberará esta importante parcela en el barrio de Amara, situada entre la Calle Autonomía y el Paseo Errondo.

Euskal Trenbide Sarea aportará su experiencia en la integración del ferrocarril en entornos urbanos, como ha ocurrido hace menos de un año en la estación de Loiola en la propia Donostia / San Sebastián, donde se han urbanizado 17.600 metros cuadrados. Actuaciones similares que también han desarrollado recientemente en distintos puntos de la Línea 3 del metro de Bilbao. Además, ETS se compromete a que los rendimientos económicos provenientes de la gestión urbanística-patrimonial a desarrollar revertirán en las inversiones que se realizarán en la mejora de la infraestructura ferroviaria.

El objeto del convenio es establecer un ámbito de colaboración y coordinación para la reflexión y puesta en común de criterios de ordenación de la parcela liberada. Con este acuerdo se pretende articular la disposición de nuevos espacios libres verdes y peatonales de uso y dominio público, con nuevos usos comerciales, de aparcamiento y de viviendas.
El convenio tendrá una duración de cuatro años, prorrogables por otros tantos adicionales. Asimismo, se ha creado una comisión de seguimiento integrada por tres miembros de cada institución para garantizar el correcto funcionamiento de la entente.

Transformación urbana

La consejera Arantxa Tapia ha mostrado su satisfacción por un convenio que es posible “gracias a un proyecto estratégico, un proyecto de futuro”. En relación al acuerdo suscrito, ha subrayado que “no estamos inventado nada nuevo, suprimimos una trinchera ferroviaria y ganamos un espacio para uso y disfrute de la ciudadanía, lo que nos permite eliminar barreras físicas entre el vecindario, que serán sustituidas por zonas de encuentro. De esta manera conseguimos la regeneración urbanística y social de esta área”.

Tapia ha añadido que “No debemos olvidar, sin embargo, que hasta aquí hemos llegado por una obra ferroviaria encaminada a hacernos más competitivos y a facilitarnos la vida. La nueva variante del Topo acerca un servicio público de calidad, moderno y sostenible a más población de Donostia y además nos conecta de una forma directa con el este y oeste de Gipuzkoa, se trata de un proyecto de escala supramunicipal. En este sentido, mucha de la gente que hoy en día se acerca a la ciudad en vehículos particulares se animará a utilizar un transporte público con garantías”, ha asegurado.

Por su parte, el alcalde Eneko Goia, ha puesto en valor la colaboración entre el Gobierno Vasco, ETS y el Ayuntamiento para hacer frente de forma coordinada a la reordenación de un espacio “que va a tener mucha importancia en pleno centro de la ciudad”. A su juicio, esta planificación va a permitir “recuperar muchos metros en un entorno urbano que mejorará considerablemente, y en el que la trinchera ferroviaria va a dar paso a más ciudad: equipamientos, parques, espacio público así como viviendas.

“Este es un ejemplo de cómo el nuevo Topo no sólo va a mejorar el sistema de transporte público en la ciudad, sino que además, va a transformar Donostia / San Sebastián mejorando la calidad de vida de sus vecinos y vecinas”, ha indicado el alcalde.

Goia ha insistido en que son muchas las ciudades en las que la transformación urbanística ha llegado de la mano de modificaciones en el sistema de transporte. El soterramiento del Topo en el centro de la ciudad “nos permite soñar con nuevas zonas urbanas de calidad, con peatonalizaciones de calles que hoy son impensables”.